CENTRO INTERPRETACION  MULTIMEDIA
"MOSHE DE PORTELLA"


 




 
 

HORARIOS DE APERTURA:

VIERNES
DE 17 A 19 H
SABADOS
DE 11 A 14 H
DE 17 19 H
DOMINGOS
DE 10 A 14 H

DONATIVO:

Individual 200 pts-.
Grupos 100 pts-.

ASOCIACION AMIGOS DE LA CULTURA JUDIA DE TARAZONA
MOSHE DE PORTELLA
ASOMO LEADER II
OBRA CULTURAL DE IBERCAJA
CENTRO ESTUDIOS TURIASONENSES
http://www.lanzadera.com/moshedeportella
 
 


 

GUIONES

(barjarse el documento completo en word comprimido en winzip)







PANEL 1

HISTORIA DEL PUEBLO JUDIO

I.
ORIGEN

PATRIARCAS

c. 1700-1600 Abraham se traslada de Caldea a Canaán. Sacrificio de Isaac.
 Destrucción de Sodoma y Gomorra.

ESCLAVITUD DE EGIPTO, ÉXODO Y TIERRA PROMETIDA

c. 1500  José, hijo de Jacob, después de interpretar los sueños del faraón, es nombrado virrey de Egipto, donde se instala su pueblo. Los hebreos son reducidos a la esclavitud.
c. 1280-1250 Las diez plagas. Moisés encabeza el Éxodo, atraviesan el mar Rojo y recibe la revelación de la Torah en el Sinaí. Vagan durante cuarenta años por el desierto.
c. 1250-1200 Josué emprende la conquista de Canaán. Caída de Jericó.

ETAPA DE LOS JUECES

c. 1200 Las Doce Tribus de Israel inician la colonización de Canaán. Los Jueces gobiernan Israel vigilando el cumplimiento de la Ley.
c. 1110 Sansón, traicionado por Dalila, vence finalmente a los filisteos.
c. 1050 Caída de Shilo.

II.
PRIMER TEMPLO Y CAUTIVIDAD DE BABILONIA

LA MONARQUIA

c.1010  El profeta Samuel instituye la monarquía ungiendo a Saúl primer rey de Israel (1020-1004).  El joven David derrota a Goliat
c. 1006-966  David es ungido rey en Hebrón. Unión de Judá e Israel. Guerra contra los filisteos y conquista de Jerusalén, que se convierte en capital política y religiosa, instalando el Arca de la Alianza.
c. 966-926 El rey Salomón pierde las provincias arameas y el reino edomita. Las riquezas del comercio con Arabia se aplican a la construcción del Templo.
 

REINO DIVIDIDO: JUDAH E ISRAEL

168 A la muerte del rey Salomon, y debido a las pesadas cargas fiscales, se produce la división del Reino: en el sur Israel (2 tribus y capital en Jerusalén)); en el norte (10 tribus con capital en Sichem, Thiza, Penuel y más tarde Samaria)
 

ISRAEL (926-722)

928-907  Jeroboam I Establece templos en Betel y Dan.
 Guerra entre Israel y Judá
871-852  Acab introduce el culto a las divinidades fenicias.
 Profecías del nabí Elías.
842-14  Jehú es ungido rey por un enviado de Elías. Abolición del culto a Baal. Los profetas Amós y Oseas predican la estricta observancia de la religión de Yahvé y vaticinan el ocaso de Israel.
587-539 Jeroboam II restablece las fronteras de Israel.
722   Sargón III destruye Samaria. Deportación en masa de israelitas a Media y Mesopotamia. Israel provincia de Asiria.

JUDEA (925-587)

539        Roboam. Egipto invade Jerusalén, la capital de Judá
908-867   Asa se alía con Siria frente a Israel. Erige nuevas ciudades.
867-846   Josafat establece un nuevo sistema judicial.
842-36    Exterminio de la casa de David. Reintroducción del culto a Baal.
332   Amaziah apoya la Ley de Moisés. Judá tributaria de Damasco. Invasión de los israelitas; saqueo del tesoro del Templo.
758-743   Isaías y Miqueas, profetas.
727-698   Ezequías, aliado de Egipto, intenta liberarse del yugo asirio, pero es derrotado con Senaquerib (701).
  El profeta Isaías actúa como consejero
639-609   Josías. Purificación del Templo y destrucción de los santuarios locales. Predicación del profeta Jeremías, advirtiendo de los males inminentes.
609   Jehoahaz. Batalla de Megido
597   Expedición de Nabucodonosor II contra Judea y deportación a Babilonia de su soberano.
 

EXILIO DE BABILONIA Y RESTAURACIÓN

587  Nabucodonosor II, rey de Babilonia, destruye la ciudad y el templo de Jerusalén.
587-540 Los judíos (nombre aplicado ya a la totalidad del pueblo, sin diferenciar a Israel y Judah) son deportados a Babilonia. Ezequiel infunde esperanza a los cautivos y Daniel anuncia la caída de Babilonia.
540 Ciro el Grande, rey de Persia, destruye Babilonia. Palestina pasa a formar parte del imperio persa.
538-515 Se autoriza el retorno de parte de los judíos a Jerusalén y la reconstrucción del Templo bajo Zorobabel.
473 Esther y Mardoqueo salvan a los judíos de Hamán.
458 Esdras afirma el concepto de religión como ley, minuciosamente regulada. Su conocimiento e interpretación corresponde a los escribas.
445 Segundo retorno. Nehemías construye los muros de Jerusalén y organiza administrativamente el Estado.
 
 

III.
SEGUNDO TEMPLO

DOMINACION HELENÍSTICA Y ESTADO ASMODEO

333 Alejando de Macedonia, destruye el Imperio Persa y ocupa Palestina
330 Los samaritanos construyen un templo en la cima del Garizim y se confirma el cisma religioso.
301 Israel bajo control de Tolomeo I, sucesor de Alejandro Magno.
c. 198  Judea cae bajo el dominio sirio. Se construye en Alejandría un segundo centro judío, permitiendo la penetración del helenismo.
175-168 Antíoco IV pretende imponer la religión y costumbres griegas.
168 Rebelión de los Macabeos tras la profanación del Templo.
129-63 Los asmodeos, descendientes de los macabeos, gobiernan Judea
Abierta confrontación entre fariseos y saduceos (secta conservadora que rechaza la vida ultraterrena).
 

EL IMPERIO ROMANO

63 Las legiones del emperador Pompeyo capturan Jerusalén imponiendo tributos.
39-4 Gobierno títere de Roma de Herodes el Grande.
 
 

-------------------------------- nacimiento de Cristo -----------------------------
 

25  Auge de la secta de los esenios asentados en Qumran.
26-36 Poncio Pilato es nombrado procurador de Judea. Herodes Antipas controla Galilea. Muerte de Juan el Bautista. Vida pública de Jesús de Nazareth.
66-70 Revuelta contra el poder de Roma que exige rendir culto al emperador.
70 El emperador Tito destruye el Templo y la ciudad de Jesuralén. Fundación de Yavné.
133 Adriano aplasta la rebelión de Bar Kojbá.
c. siglo I  Diáspora judía  por Panonia,  Germania e Hispania.
 
 

PANEL 2

EL CICLO DE LA VIDA
 

NACIMIENTO, HADAS Y CIRCUNCISIÓN

La redención sólo se alcanzará cuando todas las almas hayan venido al mundo, por ello el alumbramiento de un nuevo ser es un momento privilegiado. El que no engendra descendencia es considerado una persona incompleta, desprovista de alegría, «bendición, felicidad y fortuna», y causa que la Shejiná o presencia divina abandone Israel.  Una vez producido el feliz acontecimiento, los abuelos o el pa-dre imparten la bendición a la criatura, rememorando a Isaac y Jacob.

La séptima noche después del nacimiento se efectúa la ceremonia de las «fadas» o hadas. La fiesta, que presenta un neto carácter familiar, pretende "atraer la buena estrella" al miembro recién incorporado. Éste, vestido de blanco, se coloca en un recipiente metálico lleno de agua, vertiéndose en su in-terior oro, plata, aljófar, trigo o ce-bada. En algunas aljamas aragonesas se untaba con mirra las palmas de las manos, las axilas y las plantas de los pies, contratándose juglares mudéjares o judíos para amenizar la ceremonia, como se documenta en Calatayud, Tarazona, Huesca o Zaragoza.

La circuncisión o berit milá es uno de los símbolos de identidad del judaísmo, y momento clave de júbilo, donde el neonato entra a formar parte oficialmente de la unidad familiar. Se consuma el octavo día del nacimiento del varón como consagración a Dios y en cumplimiento de la alianza (berit). Tal como se recoge en el Génesis, se remonta al mandato di-vino recibido por Abraham. La efectúa en la sina-goga el mohel o circuncidador. Según la tradición debe encontrarse presente la silla de Elías, o trono reservado al profeta. Tras ella, la sangre y el prepucio deben ser enterrados.
 

ESPONSALES Y MATRIMONIO

Según una de las primeras prescripciones o mitzvot contenidas en la Torah, el estado connatural al hombre es el marital. El matrimonio se efectúa en dos fases: los esponsales y la ceremonía nupcial propiamente dicha.

En los esponsales (erusin) —cuyos capítulos eran firmados por lo común ante notario— los padres acuerdan la dote y comprometen a los futuros contrayentes en plena adolescencia —la muchacha suele contar trece o catorce años—, con suficiente antelación.

El día de la boda o consagración (nissu'in) la novia debía llevar a cabo una triple inmersión —tebilá— en el miqwé o baño ritual. La celebración se desarrolla bajo un dosel (hupah), ricamente decorado, prefiguración del tálamo y el futuro hogar, sostenido por cuatro parientes próximos, siendo la suegra y la madre las que flanquean a la novia. Tras el ritual de los anillos —símbolo que formaliza el contrato— tomandola por esposa, mediante la fórmula «mira, tú quedas consagrada a mí por este anillo, según la ley de Moisés y de Israel», los contrayentes firman los capítu-los matrimoniales que les pre-senta el hazam. Tras la bendición los esposos rompen en pedazos una copa de vidrio que recuerda la fragilidad de la vida y la destrucción del Templo.

Después del banquete, que se comparte con parientes e invitados, los esposos se ausentan al dormitorio donde reciben la bendición del padre exhortando al Dios de Abra-ham, de Isaac y de Jacob para que les colme de des-cendencia. Como medida profiláctica, el Talmud contempla un período de abstención sexual de una semana después de su consumación, tras la cual la recién casada toma un segundo baño ri-tual, llamado betulim o «el baño después de la pérdida de la virgi-nidad». El sábado el esposo goza del alto honor de acudir con su padre a la oración matutina de la sinagoga mayor y leer la Torah desde la tribuna.
 

MUERTE Y RITOS FUNERARIOS

Poco antes de encomendar su espíritu a Dios, y tras ser reconfortado por el rabino, se volvía la cara del moribundo hacia la pared. Esta tradición se remonta a los tiempos del rey Ezequías a quien Dios, después de ocultar su rostro para llorar sus pecados, le prolongó la vida quince años. Tras la expiración, el familiar más próximo le cerraba los ojos, pues existía la creencia de que el difunto, si seguía mirando este mundo, no sería capaz de discernir el de ultratumba.

El cadáver es sometido a un escrupuloso lavado ritual con agua caliente o tibia (tahará) , se le afeitado todo el vello del cuerpo y se le cortan las uñas por ser elementos impuros. Es amortajado con un lienzo de lino (tajrijin) cosido a gran-des puntadas, ciñéndole calzones, camisa limpia y capa plegada, colocando su cabeza sobre al-mohada de tierra virgen. Según la costumbre se derrama el agua de los cántaros de la casa.

El cortejo fúnebre tenía que cubrir a veces considerables distan-cias hasta el cementerio, situado siempre extramuros de la ciudad. Una vez allí se pro-nuncia el tsiduc hadin —homenaje a aquel que es el Juez Equitativo—, y al des-cen-der el cuerpo se recita una ple-garia para el reposo del alma. Conforme los asistentes echaban paladas de tierra se entonaba una oración fúne-bre o hésped. Los familiares más próximos se rasgan las vestiduras que portan (Keriá) expresando de este modo la amargura por la pérdida de un ser querido, según costumbre que se remonta a los tiempos bíblicos. Después del entierro se inicia el luto familiar. Durante la primera semana (Sibah) se suspenden las ac-tividades cotidianas y se permanece en el interior del domicilio dedicados a las lecturas sagradas y siguiendo una estricta dieta (el «cohuerzo»).




PANEL 3
 

FESTIVIDADES Y CELEBRACIONES

DOMÉSTICAS

Sabbat
Sábado
Desde el viernes al atardecer hasta la puesta de sol del sábado.
Símbolo de alabanza y evocación del descanso del Señor tras la Creación del hombre a su imagen y semejanza.
En esta institución básica del judaísmo se prohíbe la realización de cualquier actividad servil, incluidos los trabajos domésticos, salvo todo lo que se vincule con la oración y el estudio de la Ley (Torah).
La celebración se inicia con la oración vespertina realizada por los varones en la sinagoga. Las mujeres, que ultiman los detalles del festejo en el hogar, son las encargadas del encendido de la menorah, después de la colocación de un mantel blanco sobre la mesa,  signo de renovación espiritual y corporal. La cena, plena de simbolismo, comienza una vez culminados los rezos sinagogales. Se colocan dos panes significando la doble ración de maná que recibieron los israelitas en el desierto el viernes por la tarde, mientras que el cabeza de familia bendice el vino en la copa de Qiddus, convidando a todos los congregados. Como colofón, después del rezo de la tarde, el Sabbat termina en el ámbito familiar con la ceremonia de habdalah: una caja con especias aromáticas pasa de mano en mano; se toma una nueva copa de vino y se encienden unas candelas, procediéndose a elevar una acción de gracias sobre los perfumes y la luz.

Aragón
El plato típico, elaborado la víspera, se denomina "hamín" o "potaje de judios", compuesto de huevos duros, legumbres (garbanzos), hortalizas y verduras de temporada (col, puerros, berzas, habas), carne (ansarón, vaca, carnero, buey…), salsas y diferentes especias (azafrán, pimienta…). Los huevos "jaminados"  se preparaban en unas cazuelas de barro, hirviéndolos con cáscara, aceite y ceniza, lo que les aportaba el típico color pardo.
 

SOCIALIZADAS
 

Rosh ha-Shanah
Fiesta del Cuerno. Año Nuevo.
Primer día de la luna de Tisri (septiembre)
Hito que señala el Año Nuevo civil, en consonancia con el ciclo agrario, cuyo inicio es anunciado mediante el toque del cuerno de morueco o shofar en la sinagoga. Se rememoran los hechos de los Patriarcas. En estos días Dios juzga a los hombres según las acciones del año anterior.
En las celebraciones, que prologan el Yom Kippur, se toman manzanas bañadas en miel, con el deseo de compartir un «año dulce», siendo acompañadas de toda suerte de dátiles, granadas, garbanzos turrados, puerros y otros vegetales que simbolizan la fertilidad.
Aragón
El comienzo del año viene a coincidir con el período de recolección, en especial con la vendimia. Dentro de las prescripciones alimentarias se exige que el vino sea puro o kosher, sujeto a un riguroso control rabínico. Tras la recolección los judíos han de pisar las uvas y «adreçar» el vino, encubarlo y custodiarlo bajo llave en la bodega, sin que intervenga en su elaboración ningún gentil. El caldo judío «se faze bueno e perfecto e mas maduro» careciendo de aditivos (agua, cal o yeso) de ahí que lo demandaran a veces miembros del clero y la nobleza. En 1492 los judíos de Tarazona cosecharon tan sólo nueve toneladas de uva.
 

Yom Kippur
Día de la Expiación, Fiesta del Perdón.
Se conmemora que Moisés descendió del monte Sinaí portando las tablas de la Ley, después de cuarenta días de ayuno una vez obtenido el perdón de Dios. Simbólicamente se asocia también al sacrificio de Issac.
Momento de devoción, penitencia y reconciliación: es el ayuno por excelencia entre los judíos, que culmina los nueve días penitenciales que habían comenzado con Rosh ha-Shanah.
Entre el crepúsculo y la aurora se celebran cuatro servicios en la sinagoga mayor, en los cuales se hace confesión pública de los pecados ante la comunidad. Uno de los puntos culminantes es el 'abodah (sacrificio) en el que se evoca cómo se realizaba la fiesta en el Templo de Jerusalén. En este relato es citado excepcionalmente el nombre de Dios, postrándose la comunidad cuatro veces en homenaje a su presencia. Tras la aparición de las primeras estrellas en el firmamento, resuena en la judería el sofar como señal de que los pecados han sido redimidos. El hogar se engalana, al igual que la sinagoga con mantos y cortinas blancas, con "tovajas (manteles) limpias e nuevas", que acogen una suculenta cena con la que finaliza el ayuno.

Aragón
Un rabino medieval, al referirse al también llamado «Ayuno de la Perdonanza», señala textualmente: «Quippur quiere decir Perdón; significa los cuarenta días que Moyses es-tuvo sin comer ni beber en el monte Sinay esperando la ley y perdón de que Dios había de dar al pueblo de Israel por el pasado de la idolatría, al qual Dios por sus ruegos perdonó y les dió la luz».
 

Sukkot
«Pascua de las Cabañuelas» o «Fiesta de los Tabernáculos»
Se inicia cinco días después de Yom Kippur  (entre septiembre y octubre)
Símbolo de la protección dispensada por Dios al pueblo elegido
Durante una semana se disponen en calles, plazas, patios y terrazas chozas o sukkot como las  que levantaron en el desierto tras su salida de Egipto, que sirve como una verdadera vivienda, en cuyo interior deben comer y pernoctar los hombres, bajo una techumbre de hojas y ramas que permita ver las estrellas. La acción de gracias se realiza con los frutos de la tierra,  realizándose ofrendas en la sinagoga; en la mano izquierda se lleva el etrog (crítrico) y en la derecha una rama de lulab (palmera, palma), tres de hadasim (mirto) y dos de 'arabot (sauce). Según la Kábala, la sukkah es visitada por siete huéspedes distinguidos  sucesivamente: Abraham, Isaac, Jacob, Moisés, Aarón, José y David.

Aragón
En Tarazona, al igual que en las restantes juderías del reino, se utilizaban las vías públicas y los espacios cívicos como lugar idóneo para instalarlas, empleando elementos decorativos relacionados con el campo (guirnaldas, flores). Así, sucedía en la plaza de los Arcedianos, en la judería vieja, o la Plaza de Nuestra Señora, en la judería nueva, donde convivían judíos y conversos, compartiendo tortas, turradi-llos, frutos secos y vino blanco o tinto.
 

Hanukkah
La fiesta de la dedicación o consagración. Fiesta de las luces.
Desde el 25 del mes de Kislev hasta el 2 de Tevet (noviembre-diciembre).
Conmemora la purificación del Templo y su restauración al culto a Yahvé realizada por Judas Macabeo después de la derrota de los sirios en el año 165 A.C.
Según recoge la tradición cuando se iba a proceder a encender la lámpara del Sancta Sanctorum, los judíos sólo disponían de un pequeño frasco con aceite consagrado, a pesar de lo cual permaneció luciendo durante los ocho días  requeridos para elaborar más cantidad; de ahí su duración. Cada día se enciende una luz con el apoyo de una novena mecha auxiliar o samas, que permanece encendida ininterrumpidamente hasta el final de la festividad. Esta lámpara de nueve luminarias se denomina Hanukkiyyah, habiéndose conservado un bello ejemplar cerámico procedente de la judería de Teruel (s. XIV). Las luminarias empleadas no pueden ser reutilizadas, de ahí que se incineren en un recipiente a su conclusión.

Aragón
En Teruel, en la confluencia de la calle Ambeles con la plaza de la judería, se halló  una  bella hanukkiyyah en cerámica datada en el siglo XIV, atribuida a alfareros mudéjares, en tonos verdosos, empleada por la aljama hebrea en esta celebración.
 

Purim  (lotes, suertes)
Fiesta de la Reina Ester.
El 14 de Adar (comienzos de marzo)
Celebra la intervención divina a favor del pueblo judío en los momentos de peligro.
Es una de sus expresiones más genuinas del judaísmo.  Su génesis se remonta a la liberación que el rey persa Asuero concedió al pueblo de Israel, gracias a la intercesión de la reina Ester y su tío Mardoqueo, a pesar de los deseos de su ministro Hamán. La lectura de la meguillhá (rollo) que contiene la historia del reina Ester. En las comunidades sefardíes se arrastraba por las calles la efigie en madera o relleno de trapos y paja de Hamán, para culminar con su ahorcamiento e incineración; en otras los niños utilizan carracas. Asimismo, se bebe vino casi hasta la embriaguez, se practican juegos de azar y se visten disfraces. El ayuno se rompe al atardecer, siendo un plato muy frecuente el consistente en gallinas y huevos duros con perejil.

Aragón
En Zaragoza existía una tradición que inmortalizaba el sueño promonitorio que tuvo el  shamas de la sinagoga de Biqurholim  y que evitó que la aljama fuera disuelta.  En 1428, ante la llegada solemne de Alfonso V, como era costumbre, los judíos debían presentarle los rollos de la Torah en signo de reverencia. Considerando algunos dirigentes que era una ofensa, decidieron llevar los estuches vacíos. Habiendo llegado a oídos del monarca, amenazó con expulsar a los judíos de la ciudad, convocando a los adelantados. Sin embargo, pudo constatar que el Sefer Torah se encontraba en su interior, y que sólo se trataba de una calumnia, con lo que se salvaron de la destrucción.
 
 

Pesah (tránsito)
La Pascua
Entre el 15 y el 22 del mes de Nisán (marzo o abril)
Es una de las festividades más gozosas en las que existía la costumbre de peregrinar a Jerusalén en la época del Templo. Conmemora las siete plagas que cayeron sobre Egipto y la liberación del yugo del faraón.
Su origen es inmemorial, resultando de la fusión de la que celebraban los pastores nómandas con la del pan ácimo, de carácter agrícola, donde se prohibía ingerir pan con levadura. Es imprescindible realizar la lectura de la haggadah, donde se narra el éxodo, así como plegarias, bendiciones e himnos de la ceremonia. Este suceso se recuerda en el séder o comida ritual,  acompañada de una serie de ceremonias que tiene lugar la primera y segunda noche con un marcado carácter didáctico, pues se hace comprender a los niños el sentido de ese milagro. Uno de los momentos culminantes se subraya cuando el más pequeño de la casa pregunta: ¿Por qué esta noche es distinta de las otras noches? La mesa se adorna ricamente, colocándose frente a la cabecera el plato de Pesah en el que se colocan una serie de alimentos que se consumirán durante el ágape que representan los sufrimientos y penalidades a travesados por los judíos en Egipto.

Aragón
En las mesas aragonesas, fieles a la tradición, no podían faltar: a) tres mazzot (pan «cotazo» o ácimo), cubiertos con un paño blanco, en recuerdo de «aquellas tortas que los hijos de Israel llevaron encima de los hombros quando passaron el mar bermejo»; b) maror (verduras y hierbas amargas como lechuga, rábanos, endibias); c) haroset (postre) recuerdo del mortero con el que se hicieron las construcciones para el faraón; d) zeroa (cordero) que representa las manos de Dios que liberaron a Israel de la esclavitud; e) karpas (verduras), la primera hierba amarga (apio, perejil) que se introduce en un recipiente con agua salada en recuerdo de las lágrimas vertidas en su cautividad.
 
 





PANEL 5

LOS JUDIOS DE TARAZONA (ss. XI-XV)

CRONOLOGIA realizada por miguel Angel Motis

1123 Alfonso I, tras la conquista de Tarazona, transfiere al obispo los tributos y las lezdas (impuesto mercantil) de los judíos de la ciudad.
1267 Jaime I concede a Muça (Moshe) de Portella el privilegio de contribuir con sólo un quinto de los impuestos que se apliquen a la comunidad hebrea.
1271 Los judíos de Tarazona abonan un 3% de los impuestos ordinarios aplicados a las aljamas de realengo de Aragón
1273 Moshe de Portella, alcaide y baile de la aljama judía de Tarazona
1276-77 Moshe de Portella es designado baile y merino de la ciudad. Realiza numerosos préstamos a la Corona.
c. 1283 Moshe de Portella actúa en la práctica como baile en el reino de Aragón, recaudando los impuestos y ocupándose de las fortalezas de frontera.
1285 Pedro III ratifica los reglamentos fiscales de la comunidad bajo supervisión del baile. Se prohíben el uso de vestidos de tonos claros como signo de austeridad.
1286 Las Cortes aragonesas solicitan la destitución de Moshe de Portella, que morirá poco después en extrañas circunstancias.
1301 Jaime II ordena el respeto de sus privilegios y autonomía jurisdiccional. Establecimiento de familias hebreas oriundas de Castilla.
1316-17 Licencia de importar treinta carricas de vino ya que la vendimia de sus campos era insuficiente para el consumo interno.
1322-23 Moratoria en el pago de los impuestos aljamiales.
1329 El monarca ordena al justicia y al alfaquí que se ocupen de que cristianos y mudéjares abonen las deudas pendientes con los judíos.
1333 Ordinaciones sobre tributos, pechas y subsidios reales. Se envían sellos para compulsar las declaraciones de rentas y patrimonios de los contribuyentes.
1357-61 Incendio y destrucción de la judería con motivo del asalto de las tropas de Pedro I, el Cruel, de Castilla.
1371 El obispo Calvillo concede permiso para reconstruir la Sinagoga Mayor.
c. 1378 El monarca transmite instrucciones al baile para que se erijan nuevas viviendas de la judería y retornen los emigrados a Navarra.
c. 1380 Shem Tov b. Isaac Shaprut, físico y talmudista de Tudela, se establece en la ciudad después de la polémica mantenida con Pedro de Luna (1375).
1383 Ordinaciones reguladoras del impuesto del cabezaje (patrimonio), el brazaje (rendimiento del trabajo), los logros (préstamos) y las mercaderías (compra-ventas).
1388 Derogación parcial de ciertas disposiciones que impedían a los judíos comerciar con vino, cáñamo y aceite o adquirir aves y pescado en el mercado antes de mediodía.
1391 Con motivo de las alteraciones sociales de la Península, se firman con el concejo las capitulaciones de la guarda de la judería. Sus miembros pagan de pecha ordinaria 1.000 sueldos mientras que los mudéjares sólo 400 sueldos.
1392 El sínodo de Tarazona prohíbe que los cristianos adquieran la carne de los establecimientos judíos y exige que los hebreos residan sólo en la judería.
1399 Apercibimiento regio al justicia y al baile para que actúen con equidad y sin favoritismo hacia los cristianos en las causas que mantienen con los miembros de esta minoría
1405 Las cortes de Maella fijan en 300 fuegos (unidades fiscales) la población de la urbe, incluyendo moros y judíos, además de 76 fuegos del obispo.
1413 Fernando I  confirma los privilegios y libertades de la aljama y exhorta a las autoridades a que prosigan en la defensa y buen gobierno de sus integrantes
1414 Ezmel Azamel, tras la Disputa de Tortosa, se convierte al cristianismo bajo el nombre de Esperandeu de Santa Fe; poco después alcanza el rango de caballero.
1415 Orden regia al justicia, baile y jurados exigiendo que no aprueben ordinaciones restrictivas sobre los judíos, observando las otorgadas por el Papa o el propio soberano. El príncipe Alfonso coloca bajo su amparo a todos sus miembros.
1420 Takkanah o regimiento promulgado por la reina doña María, donde se consagra un Consejo de nueve miembros con representación paritaria de la sociedad.
1454 Se configura la "judería nueva" en torno a la Plaza de Nuestra Señora.
1484 Se funda el tribunal de distrito de la Inquisición, presidido por Alonso de Alarcón, siendo absorbido por el de Zaragoza en 1507.
1490-99 Miembros del linaje de los Santángel y los Santa Fe son procesados por la Inquisición.
1492 Decreto de expulsión de la Corona de Castilla y Aragón. Algunos judíos se bautizan, otros emigran a Navarra o se dispersan por la Cuenca Mediterránea. La judería nueva pasa a denominarse Barrio Nuevo, la vieja será bautizada como la Rúa.
1498-99 Tras el decreto de expulsión de Navarra, parte de los judíos que residían en Tudela y Cascante regresan convertidos, integrándose décadas más tarde en la oligarquía concejil.

GUION VIDEO/ DVD. M.A. MOTIS .

Se escuchan los extractos más impactantes e implacables del Edicto de Expulsión, en especial el dispositivo donde se ordena su destierro, los plazos y condiciones perentóreas de marcha [sujetarse a la máxima literalidad posible].

Crepúsculo del primer día del mes de Tammuz del año 5252 de la Creación del Mundo, entrados treinta días de julio del año 1492 de la Era Cristiana.

[Se escucha el llanto de un bebé, las vocecitas de unos críos, ruidos en la calle, pasos apresurados, se hacen las últimas mudanzas y se aprestan los jumentos]
[susurro de una salmodia:(preferiblemente en hebreo)]

 Baruj Atá Adonay. Eloheinu Mélej Ha-Olam
Alabado seas Tu, Oh Señor nuestro Dios

El Señor mi Dios me bendecirá pronto con un nuevo vástago; mi mujer se halla en cinta y ya siente en su vientre las pataditas de la criatura que pugna por abrirse a la vida. Ya no podrá, como sus hermanos, oir los cuentos de sus mayores a orillas del Queiles, ni corretear por los callizos de la judería, ni leer su primer sidrot en el Bar Mitz-var cuando cumpla trece años. Sin embargo, cuando crezca y despertemos de esta terrible pesadilla, le hablaré con nostalgia de Tarazona, ciudad frontera de Aragón en el corazón de Sefarad que acogió hospitalaria luengos años a las religiones del Libro y a las tres culturas que la vivificaron en una fragua de convivencia.

Acabo de recitar mi última oración en la sinagoga que durante tantos siglos ha sido testigo de nuestras plegarias. Trenzando mis manos con las de Miriam, cuyas lágrimas brotan como fulgor de estrellas en sus ojos, quiero caminar junto a ella en este último atardecer en tierras del Moncayo.

¿Qué sinrazón ha impulsado a promulgar este Decreto, que ha llevado a nuestro soberano, el señor don Fernando, del que somos "cofres y tesoro", a expulsarnos del solar donde nacieron los padres de nuestros padres, los abuelos de nuestros abuelos… y al que quizá jamás podamos retornar?.

Caminando con paso quedo, en el silencio cómplice de sus calles ahora semidesiertas, donde se agolpan agazapados en cada esquina tan impares recuerdos,  por las que han transitado tantas infancias, tantas ilusiones… apenas ya no queda nadie. De las setenta familias que componían la aljama, unos partieron hace tres jornadas rumbo a Nápoles… los que nos dirigimos a Tudela, buscando el amparo de nuestros parientes, hemos apurado hasta el último momento el plazo dado… otros albergan dudas o ya se han convertido tomando como padrinos a notables de la ciudad… Ayer presencié cómo el neófito Johan Ferrández rogaba a su mujer Duenya que se hiciera cristiana y ella, después de fundirse en un largo abrazo, aceptó;  es  el vínculo del amor…

Mi corazón está escindido: me siento judío pero a un tiempo aragonés. !Qué fatal encrucijada para mi pueblo!…. permanecer aquí alabando en secreto al Dios de Israel, o ensalzar su Grandeza allende Aragón, nuestra tierra, a la que amamos…

De siempre vivimos en la judería, a los pies de la Zuda, y jamás sinagoga o mezquita pudo rivalizar en altura con la enhiesta torre de La Magdalena, donde su verticalidad simbolizaba poder y preeminencia. Fuimos vehículo de cultura, hermanamos preceptos del Talmud con los Fueros de Aragón;  prestamos a labriegos y artesanos, señores y concejos y al mismísimo capítulo de la Seo;  compartimos botigas y mercado; nuestros artesanos curtieron pieles, tejieron lanas y cáñamos, y vistieron a dignidades con paños traídos de Flandes… ¿Acaso habéis olvidado nuestros denodados esforzados por levantar piedra a piedra la exhausta ciudad, tras los devastadores saqueos a que la sometieron las tropas comandadas por Pedro I, el Cruel, el de Castilla?

No, no consintáis turiasonenses que se apague la memoria; educad a vuestros retoños en el respeto por lo distinto, recuperadla y amadla, porque así recordaréis una parte inconsútil de vosotros mismos. Os encomiendo, como rabí de esta aljama, la salvaguarda de nuestra herencia, de nuestros venerables pergaminos, de nuestros hogares… Bastará simplemente con que no se extingan los ecos adormecidos de estos nuestros nombres que ayudaron a erigir la ciudad más hermosa que jamás vieron mis ojos… Tarazona, la pequeña Jerusalem. Porque en verdad os digo, que así pasen años setenta veces siete, nadie acallará nuestro anhelo por retornar en día incierto a esta tierra de promisión, como una bella sirena que ansía su mar de eternidad bajo un cielo estrellado.
 
 





PANEL 6
LA ALJAMA DE TARAZONA

Historia-.

La presencia judía se remonta al Bajo Imperio romano, consolidándose bajo dominio musulmán; si bien las fuentes conservadas son posteriores a la capitulación de la ciudad ante Al-fon-so I, monarca que en 1123 concederá al obispo diversos derechos sobre esta minoría. En la edad de oro (1213-1283), Muça o Moshe de Portella, ejercerá un papel sobresaliente en la Administración. Baile de la aljama (1273) y de la ciudad (1276-77), controla la recaudación de impuestos y las fortificaciones fronterizas. En 1283, poco antes de su destitución, era una pieza clave de la estructura financiera del reino.
En la Guerra de los Dos Pedros, la judería fue saqueada por las tropas castellanas. Tras la reconstrucción en 1370 residirá el rabino tudelano Shem Tov b. Isaac Shaprut, después de su polémica con el futuro Papa Pedro de Luna (1375), ejerciendo como físico. La ciudad albergó un centro de traducción. Se conserva un legado de fragmentos códices hebreos en el Archivo de la catedral de carácter esencialmente litúrgico. Las cruentas alteraciones de 1391 a penas se dejaron sentir gracias a la protección del concejo y a su peso económico. La comunidad está integrada por 200 ó 275 judíos.
No existe constancia de conversiones masivas tras la Disputa de Tortosa (1413-1414), salvo entre los Azamel. La política proteccionista de Alfonso V les permitirá mantener un equilibrio institucional que proseguirá con Juan II. El clima de tolerancia se quiebra con la implantación del Santo Oficio en 1484. Entre las familias procesadas destacan los Santa Fe y los Santángel. Una vez decretada la expulsión en 1492, una parte emigra a Navarra (Tudela, Cascante…), mientras que casi la mitad de la población opta por el bautismo.

El barrio

El caserío más antiguo conservado procede de fines del siglo XIV. La "judería vieja" —llamada la Rúa después de la expulsión— se asienta a los pies de la Zuda, ocupando un espacio acotado por la barbacana y el muro de la acequia de Selcos, así como el mercado y la puerta del Burgo, abarcando las calles de Juderías, Rúa Alta, Rúa Baja y Aires. Este barrio originario tenía diversos accesos: la Puerta de la Plaza Nueva (Plaza de España), la Porticiella (Rúa Baja) y la Puerta de la Zuda (Rúa Alta). En torno a 1450 se cita la "judería nueva", prolongada a través de la cuesta de los Arcedianos hacia la plaza de Santa María, espacio público donde se celebraban los actos solemnes (exequias y coronación de los reyes, la Pascua o el Sukkot).
La aljama cuenta con dos sinagogas: la "mayor" y la "menor". Respecto a la primera, el obispo expidió la licencia de reconstrucción en 1371 por el incendio sufrido tras la guerra. Se compone una sola nave cubierta con madera a doble vertiente, a la que se accede mediante una patio o azara, La «sinoga de las mulleres» se segrega mediante una tribuna. El edificio —conservado parcialmente— fue objeto de diversas obras a mediados del siglo XV, teniendo uno de sus accesos por la Rúa Alta o "carrera de la sinoga". Las menciones a la sinagoga menor son muy esporádicas, pero se trataría de una estancia muy sobria. Tan apenas se sabe nada del miqweh, situado cerca de la acequia de Selcos y próximo a la sinagoga aunque con acceso independiente.
El fosar —asentado en los terrenos de la antigua Fosfo-rera y el Convento del Carmen— se emplaza entre la calle de Caldenoguea y el camino de Mataperros, en un promontorio que limitaba con la Plaza de la Almehora, cerca de la Puerta de la Carrera de Cervera y de la Puerta la Era. Ubicado extramuros, en terreno inculto, en declive y con los sepulcros orientados hacia Israel, es propiedad de la aljama y está limitado por una cerca. Tras la expulsión el ayuntamiento pasará a ser su propietario.
 

La aljama: estructura social y órganos de poder.

Desde 1271 consta en los padrones fiscales como comunidad de realengo, con una tributación media del 3% (pecha, cena real, caballerías…). Las primeras dificultades financieras se presentan al concluir el siglo, mereciendo la condonación de un tercio de la pecha. En el último tercio del siglo XIV, cotiza el 2% de los subsidios extraordinarios. Las arcas de la hacienda judía se nutren de las sisas sobre los productos básicos (vino, pan y carne), así como tributos sobre la actividad productiva (mercadurías, cabezaje, patrimonio, préstamos, trabajo personal), con unos tipos que oscilan entre 0,4% y el 4% netos.

La organización interna de la comunidad —cuyos primeros testimonios escritos datan del siglo XIV—se asienta en la asamblea, el Consejo y los adelantados o muqdamim, amén de diversos funcionarios (clavario, albedí, shamas, etc). En el «regimiento de los offi-ciales» o takkanah promulgado en 1420, se establece que el Consejo se componga de nueve miembros, tres por cada uno los estratos sociales o "manos" (mayor, mediana y menor). Su mandato anual comenzaba en San Miguel, designando los salientes a sus sucesores. Sus funciones eran consultivas, salvo en lo tocante a los impuestos, cuya distribución causó graves enfrentamientos a fines del siglo XIV. Los tres ade-lan-tados —en ciertos momentos dos—, deben conocer la legislación talmúdica y poseer moral intachable («e mas scientes de tota la aliama e que no sean ignorantes, ni ju-gadores»). Esta instancia que condensa el poder ejecutivo también son competentes en la instrucción de causas judiciales; vigilan el cumplimiento de las observancias religiosas; y supervisan los hospitales, los fondos de caridad, etc.

Economía

En el mundo agrario predomina el pequeño propietario. Destacan los viñedos (77%), seguido del cereal y las plantas textiles —lino y cáñamo— (13%), y el olivo (10%). Algunos judíos ceden sus explotaciones en la alcabala —arrendamiento de dos a siete años—, cuya rentabilidad es triple que el censo perpetuo. El artesanado se vincula con la industria textil y de la piel (albarderos, zapateros, pelaires, tejedores, tundidores), aunque también existen profesionales especializados de alta graduación como plateros. Asimismo, cuentan con una clase mercantil (controlada por las familias Pamplonés, Ezquerra, Levi, Abençahadías y Avemoder) que gestiona los intercambios con Navarra, Castilla y Aragón, a través de agentes y sucursales especializadas en pañería y peletería, los cuales intervienen activamente en la política interna del kahal. Son significativos, asimismo, los corredores de caballos o "bestias".
El crédito, que sólo ejerce una minoría, atiende necesidades estacionales o coyunturales de agricultores, ganaderos y artesanos. En la segunda mitad del siglo XIV, sólo un 12% de los préstamos supera los 200 sueldos y más de un 60% ni siquiera 100 sueldos, fijándose un vencimiento medio de tres meses. Estos préstamos se hallan expuestos a la insolvencia de sus deudores y sensibles a los períodos de crisis, lo que obliga a aplicar moratorias





Asociación Amigos de la Cultura Judía de Tarazona "Moshe de Portella"